Tus PCs antiguas están afectando tus resultados financieros. ¿Qué estás esperando?

Seguir usando computadoras antiguas puede tener un impacto tremendamente negativo en las finanzas de tu empresa. Los costos de mantenimiento, las vulnerabilidades en relación con la seguridad y las pérdidas de productividad, todo suma a las peligrosamente malas noticias relacionadas con tus resultados financieros.

TU EQUIPO DE CÓMPUTO ANTIGUO ESTÁ GENERANDO COSTOS A TU EMPRESA

 
1. Cada computadora con 5 años de antigüedad te cuesta $12,495 dólares al año en pérdida de productividad
2.Tus empleados son un 21 % menos productivos en computadoras con más de 5 años de antigüedad
 
3.Por cada computadora con 5 años de antigüedad que tengas, necesitas contratar un empleado adicional para compensar la pérdida de productividad.
Sabemos que probablemente estás trabajando con un presupuesto ajustado y que te encuentras con un nuevo gasto a cada momento. Pero las mejoras en el desempeño y productividad que obtendrás con computadoras equipadas con de 8a generación hacen que invertir en una computadora nueva mejore enormemente tu rentabilidad a largo plazo.
Deja de preguntar si puedes solventar una actualización de equipo de cómputo y concéntrate en la verdadera pregunta:
 

¿Cuánto tiempo más puedes permitir que una computadora antigua le genere costos a tu empresa?

Sin importar cuáles sean tus necesidades, hay una computadora con tecnología para ti.
La mejor forma de acelerar el crecimiento de tu empresa es invirtiendo en equipo de cómputo. De esta forma aumentas tu productividad y te vuelves más competitivo ante tus clientes. Ahora, gracias a un beneficio fiscal podrás deducir tu inversión tecnológica al 88%.
¿De qué se trata este beneficio?
Se trata de incentivar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas facilitando la adquisición de equipos como laptops y PCs. Por ejemplo, si adquieres un equipo nuevo podrás declararlo el año próximo en tu siguiente ejercicio fiscal al 88% y aprovechar sus ventajas productivas desde ahora.
 
¿Cuál es el beneficio de esta deducción?
Que podrás impulsar tu empresa, llevarla al gasto en tu declaración y pagar muy poco por tus compras. Las empresas que no mejoran sus equipos quedan rezagadas de su competencia y tienen dificultades para mantenerse al día ante las exigencias tecnológicas
 
¿Qué tipo de equipo se puede deducir?
Computadoras personales de escritorio y portátiles, impresoras, servidores, lectores ópticos, graficadores, lectores de código de barras, dializadores, unidades de almacenamiento externo, concentradores de redes de cómputo, networking, CCTV etc.
 

¿Por qué adquirir equipos de cómputo?


Porque es una inversión, no un gasto. Operar con un equipo de cómputo nuevo te hace más productivo y aumentas la seguridad de tu información gracias a características especiales como el cifrado optimizado, el inicio de sesión remoto y la capacidad de crear máquinas virtuales.

La mejor forma de acelerar el crecimiento de tu empresa es invirtiendo en equipo de cómputo.
Te invitamos a descargar la infografía «5 claves importantes antes de arrendar o financiar TI» para resolver el problema de flujo de efectivo en tu presupuesto tecnológico.
Si necesitas apoyo comercial y técnico, solicítalo aquí 
×